• Mayra Mendoza

Un día como hoy, hace 70 años atrás, Evita nos abrazaba con sus palabras


En lo que la historia recuerda como el renunciamiento.

La irrevocable decisión de renunciar a los honores pero no a la lucha y convertirse así en la Evita eterna que sigue viva en nuestros corazones.